La leyenda del Río Parlanchín

Por Isaac / hace 2 años / 0 Comentarios ».

El Río Parlanchín se creó en Perú en el inicio de los tiempos desde los altos cielos sentado en su trono vigilaba a todos los humanos el Dios del sol Inti, le daba gracia ver como su hijo Rimac de carácter bondadoso y extrovertido bajaba de los cielos hasta una montaña para contarle a los habitantes de aquel pueblo magnificas historias de hazañas de los dioses y también bellos relatos.

La leyenda del Río Parlanchín

Los pueblerinos lo aclamaban y querían, pues historias como las suyas nunca habían sido contadas, fue con rapidez que se convirtieron grandes amigos y Rimac les tomo gran afecto.

No había vuelto a visitar a sus queridos amigos y empezaba a extrañarlos, un buen día asomó su vista a aquellas lejanas tierras, su asombro fue tal que tuvo que llamar a otros dioses al palacio para que le dijeran si sus ojos no le mentían y los humanos junto a los animales sufrían en sus tierras secas, como sus flores, hierbas y árboles se marchitaban por falta de agua. Al comprobarlo un sentimiento de tristeza lo invadió.

Rimac junto a otros dioses que solían visitar a los humanos de las costas reclamaron a Inti la horrible sequía, pero Inti les dejo en claro que no estaba en sus posibilidades ayudar a los humanos y añadió que su única opción según las leyes celestiales era el sacrificio de uno de ellos en el altar de fuego, para dar agua a sus amigos.

Todos se mostraron temerosos, apreciaban a los humanos, por otra parte, no eran capaces de dar sus vidas por ellos, cuando de pronto la más preciosa, amable, bondadosa y gentil hija del sol Chaclla poniéndose al frente de su padre se ofreció con honor al sacrificio.

Rimac que adoraba a su hermana y no podía creer tal proposición ya que nunca le había visto tratar a los humanos, supuso que su hermana era el ser más justo y merecía vivir; se arrodilló y pidió a Inti que lo sacrificase a él en vez de ella, pero Chaclla, aun cuando reconocía su gesto, no aceptó alegando que los hombres echarían de menos las grandes y bellas historias que aquel sabía contarles y que ningún dios podría decir palabras tan melodiosas.

Rímac convenció a su padre de sacrificar a ambos, ya que su hermana se mantuvo firme en su decisión. Entonces los dos se dirigieron al altar de fuego tomados de la mano, sonrieron para el sacrificio y sus cenizas se esparcieron entre el aire y la tierra. El dios sol pudo así hacer llover la tierra, y desde su palacio tuvo gran tristeza.

Agradeciendo a los cielos, los pueblerinos de la costa, recibieron el agua jubilosos, bebieron de sus manos desesperadamente hasta que sus labios no estuvieron secos, las tierras se humedecieron, sus árboles y flores recuperaron el color y sus animales lograron ponerse de pie. Los hermanos se transformaron en gotas, jugueteaban y el río parlanchín se volvía a momentos, pero luego se esfumaban para ir a las nubes y después volvían a vaciarse en el río

Su compañía duró cuarenta noches, se dividieron, Chaclla se transformó para la eternidad en lluvia, gotas de agua guardadas en los cielos y a veces libres, mientras Rimac se volvió en el río parlanchín, siempre les contaba sus magníficas historias a gritos a los cielos a su hermana y ella le respondía con dulces cantos, siendo el río más bullicioso de la costa peruana.

Si llegas a pasar al lado del río parlanchín según la leyenda y escuchas atentamente como fluye y lo alterado que se encuentra, podrás conocer las grandes historias y cantos de épocas antiguas.

Comenta esta nota!

Las leyendas de terror que buscabas

Bienvenido seas a leyendasdeterror.net, el mejor sitio para conseguir las leyendas que buscabas.

Tenemos una gran variedad de leyendas cortas y de terror que te encantarán y no sólo eso, también te ayudarán a hacer tu tarea o a acabar con un día de aburrimiento.

Primero, tenemos que preguntarnos ¿Qué es una Leyenda?, en el enlace anterior podrás saber cómo se forma una leyenda y también por qué no tiene un autor…

¿Sabes cuál es la diferencia entre un cuento y una leyenda?

Regálanos un +1