La leyenda de El Mayab piel de venado

Por Isaac / hace 2 años / 0 Comentarios ».

Cuenta una leyenda maya, la de El Mayab piel de venado, que al principio del mundo todo era pacífico y todas las criaturas que vivían aquí, compartían la tierra que ocupaban en armonía y paz… El venado, no fue siempre así, no tenía esa piel, ni tampoco ese color… Al parecer era de color más claro. Por eso era muy fácil detectarlo en el monte, haciéndolo presa segura de cazadores y depredadores. Por esta razón menciona la leyenda que estaba a punto de ser exterminado.

La leyenda de El Mayab piel de venado

Comienza la leyenda que cierto día un ciervo se alejó de la manada la cual se alimentaba y bebía cerca de un manantial. Sin percatarse comenzó a andar y se alejó tanto que no sabía cómo regresar. Al darse cuenta estaba lejos, perdido y confundido por el ruido de cazadores que al verlo se disponían a cazarlo, el venado corrió y se internó en la selva. En su huida, se lastima una pata y cae por entre la maleza. Dando vueltas y golpeándose todo su cuerpo.

Estando aturdido, y muy mal herido, se da cuenta que está en un hondo y profundo lugar, parecía un socavón. Se siente observado, como si alguien le está mirando y en efecto, estaba rodeado de tres seres pequeños, que con mirada profunda le observaban. Eran amables, parecidos a un duende.

Estos, que ya le habían curado sus heridas, le ayudaron también con su pata lastimada. El cervatillo, les agradece a sus salvadores y estos le permiten quedarse con ellos hasta que mejore por completo. Allí, El Mayab piel de venado, compartió con los pequeños seres, sus nuevos amigos. Los tres duendes, poseían dones, le dicen al ciervo, le dejaron asombrado. Tenían poderes y por eso su curación fue muy rápida.

Una vez sano, el cervatillo les agradeció a sus salvadores y les pidió que no se olvidaran de él. Cuando, El Mayab piel de venado, ya se iba alejando, los duendes le llaman y le dicen que tienen para él un obsequio, que pida lo que él quiera … Y el venado luego de pensar un rato, les dice que le gustaría no tener que esconderse de los cazadores , que pudieran, los ciervos, vivir en paz en su tierra.

Los tres duendes se miraron y como con mucha seguridad. Le piden al ciervo que regrese a la gruta donde ellos viven para hacerle el regalo. Uno de los duendes le colocó sobre su lomo al ciervo, un poco de tierra mojada.

Otro duende, le pedía al sol que le cambiara el color de su piel… esta comenzó a transformarse de color y le cambió a una piel oscura con manchas, que le servirían al ciervo de camuflaje y así poderse salvar de los cazadores. El tercer duende, dijo que a partir de ese día los ciervos del lugar, estarían fuera de peligro. Así, la leyenda de El Mayab cuenta que el venado que allí habita es del color del suelo de esa tierra…

El cervatillo les agradeció a los duendes, el regalo, el favor que le hicieron y corrió a darles la noticia a todos sus compañeros de la manada. Desde ese día, la piel del venado representa a El Mayab: pues su color es el de la tierra y las manchas que la cubren son como la entrada de las grutas.

Hoy en día, los venados están agradecidos por los dones dados por los duendes, pues por el don que les dieron muchos de ellos lograron escapar de los cazadores y todavía habitan la tierra de los mayas.

Comenta esta nota!

Las leyendas de terror que buscabas

Bienvenido seas a leyendasdeterror.net, el mejor sitio para conseguir las leyendas que buscabas.

Tenemos una gran variedad de leyendas cortas y de terror que te encantarán y no sólo eso, también te ayudarán a hacer tu tarea o a acabar con un día de aburrimiento.

Primero, tenemos que preguntarnos ¿Qué es una Leyenda?, en el enlace anterior podrás saber cómo se forma una leyenda y también por qué no tiene un autor…

¿Sabes cuál es la diferencia entre un cuento y una leyenda?

Regálanos un +1