Leyendas del metro de Nueva York

Leyendas del metro de Nueva York

Las leyendas del metro de nueva york son varias, entre las que hablaremos hoy se encentra la leyenda de los hombres topo y la leyenda de los caimanes de NY.

El subte o metro de Nueva York es uno de los más largos e intrincados del mundo con infinidad de túneles, pasadizos y recovecos. La fantasía popular acerca de este submundo ha tejido historias fantásticas aunque con ciertos visos de realidad tal como la leyenda de los hombres topo.

Varios testigos afirman haber visto a los denominados “hombres topo” que es una población de marginados y vagabundos que ha creado una sociedad alejada de la civilización en los túneles. Allí también han crecido sus hijos, que tienen la particularidad de ser albinos y tener los ojos de color rojo, ya que jamás han visto la luz del sol y su alimentación se basa únicamente en carne de ratas. Los hombres topo jamás salen del metro y toda su vida está desarrollada en esos túneles.

El origen de estos hombres topo es que son personas que no tienen ningún lugar a donde ir, y que deciden aventurarse a vivir en los cientos de cientos de túneles que están debajo de nueva york.

La Leyenda de la doncella ciega

La Leyenda de la Doncella Ciega

La leyenda de la doncella ciega, una de las Leyendas urbanas más famosas desde ya hace tiempo. , como se le conoce, hace referencia a una página web denominada Blind Maiden (doncella ciega) a la que no es posible acceder sino mediante algunos tétricos requerimientos: se debe estar solo durante la medianoche de un día sin luna, no tener ningún objeto bendecido y tener todas las luces del hogar completamente apagadas. Si no se cumplen estas condiciones, será imposible acceder al sitio ya sea desde cualquier navegador o computadora, así que si en verdad quieres poner a prueba este “ritual”, deberás de seguir al pie de la letra las instrucciones mencionadas anteriormente.

Posesión diabólica en Argentina

Una Posesión diabólica en Argentina le pasó a una joven de 15 años que se encuentra internada en una clínica psiquiátrica de Misiones (Argentina) luego de haber sufrido extraños ataques de furia y hablar en lenguas que no dominaba. La adolescente era una joven normal hasta que de repente comenzó a decir cosas extrañas, a insultar a su familia, decir malas palabras y en medio de la madrugada comenzara a hablar con una voz distinta, como de un hombre.

Estos cambios se produjeron luego de que la chica haya jugado al juego de la ouija con un grupo de amigos y que hicieron contacto con un espíritu, que al parecer decidió alojarse en el cuerpo de la joven para hacer actos de maldad pura.

Los estudios médicos no detectaron nada anormal salvo la fuerza de la enferma, ya que se necesitaron dos enfermeros para poder dominarla y sedarla, como si una fuerza ajena a ella la estuviera manipulando y es que es una cosa increíble ya que la mujer era alguien de conflexión no muy fuerte …