Dos Leyendas Cortas de Terror

Debido a nuestra ausencia a la hora de subir leyendas cortas de terror, hemos decidido recompensar a los usuarios que son fieles seguidores de leyendasdeterror.net con dos nuevas leyendas que te harán sentir perturbado y temeroso. Si no nos crees sólo empieza a leer los dos títulos de abajo y te aseguro que se te pondrá la piel de gallina.

La leyenda de la bañera con hielo

La leyenda de la bañera con hielo

Un joven tímido y retraído decide pasar una noche con sus amigos, que tras mucho insistir, consiguen que los acompañe a una discoteca. El joven se llamaba Ariel y apenas ingresó al local, se maravilló por el ambiente y la algarabía que se vivía en el lugar. Se quedo en un rincón mientras sus amigos se divertían pero vio como una hermosa muchacha lo observaba sin disimulo.
Esto se extendió por media hora, tras la cual y beber un par de tragos para envalentonarse, decidió ir a charlar con ella. Inmediatamente entablaron conversación y tras un par de besos, la chica lo invitó a ir a su departamento. Sin ninguna duda, Ariel se dirigió con la joven hacia su domicilio, donde le ofreció un trago mientras ella se fue al baño.
Al cabo de unos minutos comenzó a sentirse mareado y se desvaneció para despertarse a la mañana siguiente. En medio de una nebulosa pudo reconocer que estaba en una bañera llena de hielo y unas extrañas cicatrices en su espalda. A un costado había un papel que decía: “Llama urgente a emergencias sino quieres morir en pocas horas ya que te hemos extirpado los riñones”… Se trataba de una banda de traficantes de órganos que utilizaba a una bella joven para lograr su macabro cometido.

La leyenda del Dybbuk

La leyenda del Dybbuk en leyendasdeterror.net

La leyenda del dybbuk, surgida de la teología judía, que afirma que se trata de almas que no han podido continuar con el ciclo de las reencarnaciones y vagan por el mundo de los vivos en busca de un cuerpo donde continuar con su existencia (Posesión demoniaca). Estos espectros buscan un lugar donde puedan satisfacer sus deseos y anhelos que no pudieron concretar cuando estaban vivos aunque hay que aclarar que nunca tienen buenas intenciones y la mayoría de las veces cuando un Dybbuk se mete en una persona generalmente acaba mal.
En el dybbuk el mal ha triunfado sobre el bien y por tal motivo intentan huir del castigo divino o acabar con asuntos pendientes. También puede suceder que sean las almas de personas malas como asesinos o violadores aunque en su gran mayoría son seres que se han desviado de la buena senda de Dios como borrachos o drogadictos.
Para poder exorcizar a una persona poseída por un dybbuk, es necesario un rabino experto en la Cabala, junto con otras 10 personas en un círculo dentro la sinagoga y haciendo sonar un cuerno para desorientar al espectro. Mientras se realiza el sonido, se debe leer el Salmo 91 en tres ocasiones para comunicarse con el dybbuk y de esta forma solicitarle que abandone el cuerpo mientras se le indica el camino correcto que debe seguir para traerle paz a su alma.

 

Como dato curioso, el Dybbuk suele vivir en una caja de madera que debe permanecer cerrada por los siglos… pobre del desafortunado que habrá la caja sin saber ya que desatará una cadena de acontecimientos perturbadores en su vida… Si alguna vez ves alguna caja con inscripciones judías cerrada, no trates abrirla bajo ninguna circunstancia pues has sido advertido.

La llorona, la leyenda.

La llorona arrepentida en el monte

En esta imagen podemos ver a La llorona lamentándose por haber asesinado a sus hijos a sangre fría.

La llorona cuenta la leyenda que una hermosa mujer indígena se enamoró de un caballero español durante la época de la colonia. El caballero era parte de la armada española que por este tiempo  se dedicaba a la conquista de nuevas tierras en los territorios americanos, la indígena era una protegida del hombre ya que con ella sostenía una fuerte relación amorosa que solo podía disfrutar cuando descansaba de la guerra, es por eso que muy a menudo estaba batallando en la guerra y sólo en unas ocasiones regresaba a casa con la que algún día se convertiría en una leyenda, la llorona.

Con el paso del tiempo la bella indígena le dio 3 hijos sanos y fuertes, pero a pesar de esto él nunca la quiso complacer con su deseo de contraer matrimonio ya que era mal visto que un español de sangre pura se casara con una indígena. Pasó un tiempo y ella dejó de saber de su amado español, un día se dio cuenta que cerca del pueblo su hombre se estaba casando con una española de la alta sociedad. En venganza corrió hasta su humilde hogar y en la laguna que quedaba cerca ahogó a sus pequeños hijos mientras ellos todavía estaban durmiendo.